domingo, 15 de octubre de 2006

Caqui maduro...

.

Trajo el correo

Comió un caqui maduro

Y partió


(Santoka)


Santoka nos deja deliberadamente en una atmósfera de ambigüedad, sosteniéndose el haiku en una cuerda floja. ¿Recibió una carta o el correo no era para él? La última línea es magistral, el eje del haiku. Partió. Resumen de su desazón. El cartero parte. El mundo se aleja de él, pero no como ejemplificación de la impermanencia, sino como paradigma de su aislamiento y auto-marginación impuesta por las circunstancias que le han tocado vivir. (Carlos Fleitas)

1 comentario:

Solo-en-la-Acera dijo...

La foto es de Angelocesare (http://www.flickr.com/photos/angelocesare/), tomada de http://static.flickr.com/6/75649345_315433f3c1_b_d.jpg y modificada con Photo Paint.